Así vivió Sebastián Piñera el día de la elección


Un caos fue el ingreso de Sebastián Piñera a la escuela República de Alemania, quien llegó al acompañado por su señora Cecilia Morel, sus hijos y su nieta Esperanza (10). Eran las 10 de la mañana y grupo de adherentes lo esperaba en calma, pero al verlo acercarse al lugar se abalanzó sobre él, lo que unido al la presencia de la prensa provocó un torbellino de gente.

“No empujen”, gritaban algunos, mientras la nieta del candidato de Chile Vamos mostraba su incomodidad ante el asedio.

Luego de sufragar en la mesa 126V, donde sufrió un impasse porque dobló mal el voto, realizó un punto de prensa en medio de la ovación de sus adherentes. “La democraciatiene que ser una fiesta en que cada uno pueda expresar libremente su opinión, pero sin violencia”, dijo Piñera refiriéndose a unas personas que desplegaron un cartel en su contra en el colegio y a los manifestantes que se tomaron su comando en la mañana.

El hotel Crowne Plaza fue el epicentro de la celebración del comando, donde había un ambiente triunfalista, acompañado por cientos de banderas, piñerines y la versión que adaptaron de “agárrense de las manos”, la que sonó por lo menos 30 veces. Piñera finalmente arribó pasadas las 21 horas para dar un discurso donde anunció su paso a la segunda vuelta.

Le agradeció a los votantes y a su familia y habló sobre mejorar los trabajos, las pensiones y la salud. “Sabemos que algunos o muchos van a continuar con una campaña de intervención electoral y una campaña del terror, acusándonos de todos los males que han existido en la humanidad, diciendo, faltando a la verdad naturalmente, de que vamos a cortar los programas sociales, que vamos a destruir los empleos, que vamos a despedir a los funcionarios públicos, que vamos a terminar la gratuidad.

Incluso algunos se aventuran a decir que vamos a eliminar la Cordillera de Los Andes, que vamos a secar el mar del océano pacífico o que vamos a terminar haciendo que el sol deje de brillar. Pero se equivocan”, fue parte de de lo que aseguró entre aplausos.

DEJA TU COMENTARIO