Fiscalía propone cambios a medidas de protección en La Araucanía



El miércoles, el general director de Carabineros había dicho que se debe “adecuar y minimizar” esta labor, a la que se dedican cerca de mil efectivos en la zona.
La Fiscalía de La Araucanía propuso una serie de cambios para mejorar el actual sistema de protección que reciben las víctimas de violencia rural en la zona. La efectividad de estas medidas fue cuestionada el miércoles por el general director de Carabineros, Hermes Soto, quien dijo en Comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara que se debería “minimizar” esta labor, a la que se dedican cerca de mil efectivos. El jefe policial indicó que era necesario buscar un mecanismo que aprovechara de mejor manera a este personal.

Según cifras del Ministerio Público de la zona, a la fecha se han decretado 331 medidas de protección en la región. De ellas, 114 son de alta intensidad, es decir, con presencia permanente de efectivos durante el día, la noche o las 24 horas. En tanto, 167 son de mediana intensidad, rondas periódicas, y 50 de baja intensidad. En estos casos, las víctimas mantienen contacto directo con las policías.

De acuerdo al fiscal regional de La Araucanía, Cristián Paredes, la ejecución de estas medidas “ha sido un motivo de permanente preocupación, siempre tratando de mejorar la protección a víctimas y testigos, y de optimizar el recurso policial que sabemos es escaso”. En este sentido anunció: “Queremos dar un paso adelante cualitativo y hemos sugerido a la policía y a la autoridad política que se implemente un plan cuadrante rural, intensificando patrullajes, rondas y desincentivando los puntos fijos, que a la larga han demostrado ser ineficientes”.

De esta forma, las policías y el Ministerio Público trabajan en una mesa técnica para evaluar este procedimiento.

“Sería mandarnos a morir”
La familia de Juan de Dios Fuentes ha permanecido durante seis generaciones en el sector de Pidima, en la comuna de Ercilla. Durante los últimos años contabilizan más de 300 atentados. Uno de estos tuvo que ser repelido por 40 efectivos de la policía uniformada.

“Hemos tenido atentados desde cinco comunidades distintas, atacando de noche, de día, con armas de alto calibre. A raíz de tanto atentado nos quedamos sin producción y sin maquinaria. Más de 200 animales perdidos en estos años. Incluso, nos quedamos sin gente que trabajara, a raíz de las amenazas de muerte a ellos y sus familias”, indicó Fuentes.

Estos hechos han obligado a que la policía uniformada permanezca de forma permanente, con tal de dar resguardo a las más de 200 hectáreas que posee la familia.

Consultado sobre la posibilidad de no contar con protección de punto fijo, Juan de Dios indicó que “aún con todo el resguardo hemos sido atacados. Hoy día pensar sacar los carabineros de este terreno es una locura. Sería mandarnos a morir en algún atentado”.

Para Ewald Luchsinger, vocero de la Asociación de Víctimas de Violencia Rural, “mientras se garantice y se resguarde la seguridad de las personas y los bienes, no hay problema. Nadie quiere estar con carabineros eternamente. Pero tienen que darse las condiciones y garantizarse la seguridad”.

En este sentido, indicó que detrás de estos planteamientos “imagino hay estudios serios, que respeten la condición mínima que es el resguardo de las personas”.

En opinión de Luciano Rivas, presidente de la Multigremial de La Araucanía, “las modificaciones que se han planteado van en la vía correcta. Creemos que es importante comenzar a hacer prevención en estos delitos y en el combate eficaz de los grupos que actúan en la zona”.

No obstante, consideró “absolutamente necesaria la protección y creemos que se debe habla

DEJA TU COMENTARIO