Gobierno descarta negociar por Celestino Córdova “bajo ninguna medida de presión”




El único condenado por el crimen del matrimonio Luchsinger Mackay mantiene una huelga de hambre por 83 días pues pide salir de la cárcel de Temuco por 48 horas para participar en una ceremonia ancestral.
83 días de huelga de hambre es lo que lleva en la cárcel de Temuco el machi Celestino Córdova, único condenado por el caso en que murió el matrimonio Luchsinger Mackay y que pide salir del penal por 48 horas para participar de una ceremonia ancestral.

Al respecto, el gobernador de Cautín, Mauricio Ojeda, descartó que el Gobierno negocie con Córdova. “El Gobierno del Presidente Sebastián Piñera no va a negociar con nadie que ejerza una medida de presión que atente contra su vida”, dijo.

Recordó que “hay una resolución de la Corte de Apelaciones que faculta al personal médico a alimentarlo (forzosamente) cuando esté en riesgo la vida del machi Celestino”.

DEJA TU COMENTARIO