5 abr. 2019

Gobierno busca modificar plazo a isapres para bajar precios de planes


Tras molestia del oficialismo, se estudia cómo revertir la decisión argumentada con el “impacto económico” para las aseguradoras. Dardos apuntan al superintendente de Salud.
Con sorpresa y molestia. Así recibieron hoy en La Moneda la resolución que emitió, el 21 de marzo pasado, la Superintendencia de Salud, la cual postergó, hasta marzo de 2021, el plazo para la entrada en vigencia de la circular 317, emitida en octubre de 2018.

Mediante este documento se instruye a las isapres a bajar el precio de sus planes de salud de manera automática cuando los afiliados por edad dejen de estar en grupos de riesgo, como los niños de 24 meses y las mujeres que cumplen 40 años. Y se argumentó este retraso en la implementación de la medida aduciendo el “impacto económico” que podría causar a las aseguradoras.

La molestia se extendió, según fuentes de gobierno, hasta el propio Presidente Sebastián Piñera, quien no estaba enterado de la existencia de esta resolución. De hecho, las mismas fuentes sostienen que ni el propio titular de Salud, Emilio Santelices, estaba en conocimiento de la circular.

Por esta razón, todos los cuestionamientos apuntaron al superintendente de Salud, Ignacio García-Huidobro, quien habría “corrido con colores propios”, según fuentes de Palacio. Desde el propio oficialismo incluso comenzaron a pedir su salida del cargo y, hasta el cierre de esta edición, no se descartaba una eventual renuncia.

La incomodidad del gobierno con el tema se generó, dicen en el Ejecutivo, debido a que justamente contraviene el discurso que ha querido instalar Piñera, quien esta semana reafirmó que enviará durante abril el proyecto de ley de la reforma a las isapres, con el que se busca, entre otras materias, terminar con las alzas de planes unilaterales.

Por esta misma razón, hoy el gobierno comenzó a analizar los distintos escenarios para ver si es posible revertir la medida y acortar el plazo de dos años. Dentro de los análisis, según fuentes del Ejecutivo, se estudiaba la posibilidad de que las isapres bajen sus planes de salud de manera inmediata. Esto, sostienen las mismas fuentes, porque reconocen que efectivamente existe un riesgo de que si la medida se instaura de una sola vez las isapres más chicas puedan quebrar, generando repercusiones económicas.

Según algunas fuentes de Salud, el efecto económico de aplicar la medida de forma inmediata podría tener un costo de entre $ 13 mil y $ 60 mil millones. Por otro lado, según un estudio realizado por la empresa Queplan, la rebaja del factor de riesgo en el caso de niños que cumplen dos años llevaría a disminuir el precio de esos planes en promedio en un 62%, mientras que rebajar el factor cuando las mujeres cumplen los 40 años significaría, en promedio, bajar esos planes en un 13% su valor actual.

En esa línea, afirman que aunque la medida sea “impopular” podría ser necesaria en términos económicos y que, por esa razón, están estudiando si se puede aplicar con gradualidad.

Dimisión
El diputado RN Andrés Celis fue el primero en apuntar hacia García-Huidobro, calificando la circular de “impresentable” y de “una vergüenza”. “Tenemos a un superintendente que está jugando en contra del gobierno; hizo un autogol y lo que cabe es que dé un paso al costado”.

El presidente del mismo partido, Mario Desbordes, calificó la medida de “incomprensible y sin justificación”.
Agregó que “lo que sí puedo dejar claro es que me parece que es un error. No tiene ninguna justificación la medida”.

El exsuperintendente de Salud y académico de la U. Central, Sebastián Pavlovic, manifestó que si bien “hay cierta honestidad en la resolución, porque la única razón de peso es que se estimó que no hay condiciones financieras para implementar la medida, debiera haberse analizado el emitir esta normativa y generar esta reacción respecto de la superintendencia”.

Inaceptable
El diputado PS Juan Luis Castro indicó que “lo que ha hecho este perdonazo de la super es inaceptable en la lógica de defender a los usuarios. Todo hace pensar que estamos ante una maniobra anticipatoria donde el retardo del gobierno facilita que las isapres compensen eventuales pérdidas producto de las nuevas reglas del juego que van a venir. Eso es lo delicado y por eso hemos pedido la renuncia del superintendente de Salud”.

La Tercera solicitó reacciones tanto al superintendente de Salud como al ministro de la cartera, pero hasta el cierre de esta edición no era posible obtener una respuesta.

Frente a la ola de críticas que provocó la circular, anoche, tanto fuentes de Salud como de gobierno aseguraban que García-Huidobro habría presentado su renuncia por motivos personales. Sin embargo, esta situación no fue confirmada, ya que se le habría pedido estudiar las alternativas para poder acortar el plazo de dos años, sin afectar el funcionamiento del sistema.

DEJA TU COMENTARIO