6 ago. 2020

Ajuste ministerial genera críticas en redes sociales

  

El reciente cambio de gabinete generó una serie de opiniones negativas en redes sociales. Una de las figuras políticas más apuntadas fue el ex senador de la UDI, Víctor Pérez. 

El Observatorio de Política y Redes Sociales de la Universidad Central analizó el debate que se generó en redes sociales tras el quinto cambio de gabinete de la administración de Sebastián Piñera.

Uno de los ministerios que concitó mayor interés fue el de Interior. El arribo del senador Víctor Pérez fue uno de los más comentados en Twitter. “Es una figura política no tan conocida. Sin embargo, la gente comenzó rápidamente a buscar información y publicarla en redes sociales. Y ahí aparece su temprana incursión, como alcalde designado durante la dictadura militar, y su cercanía con las posiciones más conservadoras y duras en la UDI. Además de sus intervenciones como senador en relación al orden público, la seguridad y aplicar más mano dura, lo que va construyendo una visión del nuevo ministro del Interior, como un secretario de Estado que va a poner su foco en los temas de seguridad y orden público”, plantea Marco Moreno, director de la Escuela de Gobierno y Comunicaciones en la Universidad Central.

Víctor Pérez pertenece al grupo denominado de los coroneles al interior de la Unión Demócrata Independiente. Dentro de su trayectoria política fue alcalde designado por Los Ángeles, desde 1981 a 1987. También fue diputado por cuatro periodos por el distrito Nº 47 y senador en dos oportunidades, interrumpiendo su último periodo para asumir el cargo de ministro del Interior.

“En la red se atribuye la llegada de Víctor Pérez a la gestión de la senadora y presidenta de la UDI, Jacqueline Van Rysselbergue”, agrega Moreno. 

Allamand a Defensa y Bellolio a la Segegob
Los nombramientos del ex senador Andrés Allamand y el ex diputado Jaime Bellolio también fueron muy comentados en la red. “El gobierno hizo un giro al sector más duro de la derecha, los que se ven representados por la llegada de Víctor Pérez y Andrés Allamand. Este último tomó una postura muy marcada por el rechazo al plebiscito y en contra del retiro del 10% de los fondos de pensiones”, expone el director de la Escuela de Gobierno y Comunicaciones. 

En el caso de Jaime Bellolio era una figura que destacaba por tener un perfil más progresista dentro de la UDI. Por ejemplo, recordado es su apoyo a la Ley de Identidad de Género. Sin embargo, tras mostrarse a favor del apruebo a una nueva Constitución, recientemente acaba de anunciar que el próximo 25 de octubre votará por el rechazo.

“Se asocia la incorporación de estos nuevos ministros, especialmente de Víctor Pérez, Andrés Allamand y Jaime Bellolio como ministros o como dirigentes políticos que están claramente por la opción del rechazo en el plebiscito. De hecho, los internautas comenzaron a tuitear el hashtag Gabinete del Rechazo en los comentarios”, detalla Marco Moreno. 

Fin del piñerismo
Las salidas de Gonzalo Blumel, Alberto Espina, Teodoro Ribera y Claudio Alvarado, ministros cercanos al Presidente Sebastián Piñera marcan el inicio de un nuevo trato de los partidos del oficialismo. “Esos cargos claves eran ocupados por ministros afines al Presidente. Ese modelo se acabó, con la llegada de estos nuevos rostros. Dada la debilidad en que está el Presidente y el gobierno, los partidos políticos de Chile Vamos asumen un rol más protagónico”, sostiene el académico de la UCEN.

El nuevo trato también implica un costo. Jacqueline Van Rysselbergue no va a poder repostularse a la presidencia de la UDI y en el caso de RN, Andrés Allamand y Mario Desbordes pasan a formar parte del gabinete ministerial. “Ambos quedan neutralizados, al formar parte del gobierno, por ende, ya no pueden criticar al gobierno. Hasta ahora Allamand y Desbordes eran figuras críticas del gobierno. Allamand en una posición más dura y Desbordes preocupado en las políticas públicas y sociales que ha implementado el gobierno”, dice Marco Moreno.

“Cuando llegan Allamand y Desbordes al gabinete se firma una especie de pax romana, periodo de paz en el Imperio romano y que duró varios años, lo mismo pasa en Renovación Nacional y en la UDI. Se espera que estos dos partidos se disciplinen, se alineen con el gobierno. La llegada de las personas que las directivas querían que estuvieran ahí, significa un costo porque ellos van a tener que disciplinarse y ordenarse detrás del gobierno”, reflexiona Moreno.

 

DEJA TU COMENTARIO