13 ago. 2020

Efecto del desconfinamiento: contagios de coronavirus se aceleran al doble en Ñuñoa

 

Análisis de Fundación Ciencia y Vida afirma que pandemia está en plena expansión en el país y Salud enfatiza: “Si mantiene el rango preocupante, hay que considerar un cambio”. 

Siete comunas de la Región Metropolitana -Colina, La Reina, Las Condes, Lo Barnechea, Tiltil, Vitacura y Ñuñoa- fueron desconfinadas el pasado 28 de julio. Y a dos semanas de ello, los contagios parecen haberse acelerado. Así lo postula el análisis de la Fundación Ciencia & Vida, junto a las universidades San Sebastián, del Desarrollo y de Valparaíso que, tras analizar la velocidad de los contagios, es enfático: “La epidemia, a nivel nacional, se encuentra nuevamente en expansión”.

El informe hace un seguimiento al R efectivo, que da cuenta de la velocidad de la pandemia y que, en palabras simples, indica a cuántas personas infecta cada contagiado, en un intervalo de cinco días. Si el Re es mayor 1, el virus se está propagando rápidamente; si se mantiene en 1 se puede llegar a una endemia (cuando una enfermedad infecciosa se mantiene estabilizada en la población y la única forma de salir es con una vacuna), y si es menor, implica que dejará de transmitirse.

En ese contexto y tras analizar la realidad nacional, el estudio determinó que mientras hace 14 días el Re era 1.02, en la última semana subió a 1.09, “mostrando una clara tendencia al alza”.

Ñuñoa es un claro ejemplo de esta aceleración: subió casi al doble la transmisibilidad del virus en una semana. Si hace dos semanas el rango era 1.2, hace una semana llegó a 1.92. De hecho, el pasado 7 de agosto llegó a un peak de 2.4.

“Ñuñoa y La Reina están con R efectivo mayores a 1, que van creciendo en los últimos siete días respecto de los 14 días anteriores, lo que implica no solo que la epidemia está en expansión en esas comunas, sino que, además, se está acelerando, es decir, todos los días podrías esperar una mayor cantidad de infectados que el día anterior”, explicó Tomás Pérez-Acle, subdirector de la Fundación Ciencia & Vida y profesor del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de Valparaíso.

Agregó que “aún el número es muy pequeño comparado con los que veíamos en junio, pero por eso es muy importante mirar estos indicadores, que muestran que este cambio de pendiente indica que estamos creciendo nuevamente”.

El alcalde de Ñuñoa, Andrés Zarhi, aseguró que el alza de casos va de la mano con una “mayor cantidad de testeos”, que han subido casi al doble. Señaló que “estamos haciendo diariamente test PCR en plazas, ferias libres y lugares donde concurre un número importante de personas”, lo que les ha permitido detectar a pacientes asintomáticos. 

De todas formas, sostuvo que “nos gustaría cada vez tener menos casos activos, pero para ello necesitamos el apoyo de la comunidad. Hemos visto las últimas semanas cómo papás han roto las huinchas de los juegos de nuestras plazas para que los niños jueguen, lo cual representa un riesgo para la salud de sus hijos y de sus familias”.

En tanto, el alcalde de La Reina, José Manuel Palacios, aseguró que el paso a la transición es riesgoso, “y lamentablemente vemos este aumento a las dos semanas. Era esperable. Llamamos a los vecinos al autocuidado, a ser responsables. Hemos abordado este tema con Salud de La Reina y esperamos que los números se mantengan equilibrados. Estaremos pendientes de los reportes, pero si siguen aumentando tendremos que dar un paso atrás y así lo pediré”.

Pérez-Acle también indicó que las otras comunas que están en etapa de transición como Lo Barnechea y Las Condes “están un poco mejor, pero también vemos que empieza a aumentar el número de personas infectadas”.

El análisis de la fundación también plantea que “la epidemia se encuentra en expansión en la mayoría de las regiones del país (13 de 16) (...) Lamentablemente, ya no existen regiones en el país en las que la epidemia se encuentre en contracción”.

Espacio Público también revisó los efectos del término de la cuarentena y concluyó que tanto en las comunas desconfinadas como en las que siguen aisladas existe un incremento de casos a partir del 2 de agosto, cuando ya serían esperables los efectos del relajamiento de las restricciones. “Para las comunas desconfinadas los contagios suben en 10% (de 183 a 202), mientras que en las confinadas en casi 20% (de 1.839 a 2.099). En los dos casos la reversión en la tendencia a la baja es clara y no hay diferencias apreciables entre las comunas que desconfinaron y aquellas que continuaron confinadas”, afirman.

Mientras, el jefe de Epidemiología del Minsal, Rafael Araos, dijo que valora el trabajo de los centros de estudio, pero que se deben considerar todos los factores que influyen, por ejemplo, la búsqueda activa de casos. “Lo otro que hay que interpretar con cuidado son los datos a nivel comunal, sobre todo en el caso del Re, y tomar en consideración otros indicadores que van reflejando el avance de la epidemia”. Indicó que “eso no significa que no estemos preocupados” y que “si se mantiene el rango preocupante y se unen otros indicadores en la misma dirección, hay que considerar un cambio”.

 

DEJA TU COMENTARIO